Campana_navide%c3%b1a
Usos múltiples

El timbre de las ocho

Armando Meixueiro Hernández
Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán


La campana sonó en navidad

No es que César odie los festejos navideños, en estricto no es el Grinch, pero sí detesta toda la comercialización que invita al consumismo. En cuanto acabaron las festividades de Halloween y día de muertos, César observó que las decoraciones de los centros comerciales transmutaron la estación otoñal por pinos, esferas, lucecitas y nacimientos… No era posible que desde los primeros días de noviembre el escenario comercial se vistiera de navidad.

César, entonces, recordó las fiestas navideñas. ¿Cómo habían sido las navidades en su infancia? ¿Cuáles eran los ritos y personajes que poblaban su imaginario en esas épocas? La iluminación en las fachadas de las casas. El árbol de navidad con sus adornos tras las ventanas. Las ceremonias de fin de año en las escuelas: las pastorelas siempre divertidas con un diablo transgresor. Las anécdotas de las posadas: la piñata, la colación, los villancicos, el ponche, las velitas, pedir posada; pero antes de eso, el día de la Guadalupana. De allí la famosa expresión “el maratón Guadalupe-Reyes” que comprende los festejos que van del 12 de diciembre al 6 de enero. Rememoró las cenas navideñas en familia: los cohetes y las luces de bengala en la calle, el pavo, el bacalao, los romeritos, el brindis, las oraciones, los abrazos, los regalos… Y reconstruyó la hegemonía del Niño Dios sobre Santa Claus en esas noches ansiosas y anheladas. Los dulces, la ropa nueva, los juguetes… La fiesta de fin de año con sus abrazos, uvas, buenos deseos, sidra, cohetes y esperanza. Y luego, la generosidad de los Reyes Magos: las cartas depositadas en el árbol navideño, la rosca, el muñeco que solían esconder en la boca para que no ser descubiertos, la espera nocturna, el sueño, los ruidos los juguetes… Toda una cultura de esferas permanentes y existenciales que habían marcado su vida.

En esta edición, como lo pueden notar, queremos dedicarla a esas experiencias y lecturas relacionadas con la cultura navideña que nos han marcado y nos marcan todavía en los últimos días de cada año.

¡Feliz navidad y más feliz año 2013 a todos los queridos lectores y colaboradores de la Revista educativa electrónica Pálido.deluz!

Atte.
Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán y Armando Meixueiro Hernández

Armando Meixueiro Hernández
Director de Pálido Punto de Luz

Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán
Director de Pálido Punto de Luz

Irene Montes de Oca Rosales. 25 de Diciembre de 2012 22:03

Gracias Doctor Tonatiuh y Maestro Meixueiro.
Con el relato de sus esferas permanentes, me hicieron recordar esas navidades en Contreras, todos los elementos que mencionan, a mi sì me marcàron existencialmente, siendo los Reyes Magos los principales protagonistas de tan esperadas fiestas. Un abrazo fraterno a todos y todas. Gracias.

Marko. 09 de Enero de 2013 13:20

Coincido con Emilie Henri Gauvreay: “Hemos construido un sistema que nos persuade a gastar dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos, para crear impresiones que no durarán, en personas que no nos importan”.

GRACIAS, FELICIDADES A TOD@S

Agregar comentario