Bajo_la_lupa
Deserciones


José Luis Vázquez Luna


Los medios de comunicación y el periodismo cultural

Podemos iniciar este escrito haciendo la reflexión de que la prensa cultural nació elitista ya que su origen está en el mundo ilustrado y estaba dirigida a los letrados ya que eran pocos los que leían, entonces la cultura tenía un lugar preponderante en los medios y estaba dirigida a una audiencia bien definida, sin embargo a últimas fechas, se ha tenido que conformar con ser una arrimada en la casa del periodismo.

Hoy en día existen en nuestro país algunas personas que desconocen que no tienen un bagaje cultural suficiente para enfrentar algún oficio o profesión, lo cual no sería grave si habláramos de gente sin estudios o sin preparación académica, pero si esto sucede cuando nos referimos a personas que cursaron una llamada educación superior, entonces, el asunto si es de preocuparse, como por ejemplo cuando el ex presidente Vicente Fox en vez de leer “Borges” leyó “Borgues”, y posteriormente cuando el escritor Mario Vargas Llosa ganó el premio Nobel de literatura y este político escribió en su Twitter “Felicidades, Mario, ¡la hiciste! Ya son tres: Borges, Paz y tú”, siendo que Jorge Luis Borges nunca ganó este premio, estos hechos generaron burlas y críticas en todos los sectores 1.

En el ámbito de la comunicación, tampoco se está exento de esta situación, y así tenemos que algunas personas se han visto sorprendidas cuando en algún reportaje, comentario, titular, o pie de foto, han encontrado algún error; alguna falsedad o falta de ortografía, esto es de llamar la atención si consideramos que un producto periodístico debe pasar por los ojos escrutadores de los editores, desafortunadamente llegan al público ya sea porque a estos últimos no les interesa o no ven la diferencia. (Zaid, 2006), como ejemplo de esta situación,Villareal (2010) hace mención de una serie de omisiones que Humberto Musacchio, comete en su libro historia del periodismo cultural en México y en su artículo dice “He aquí el desconcertante caso de un periodista cultural metido a historiador que parece no tomar en serio las publicaciones culturales —no, al menos, las de los últimos treinta años—; otro ejemplo es el que menciona Zaid en su artículo y cito a continuación:

“En el centenario de Óscar Wilde, entrevistan a José Emilio Pacheco y le preguntan ¿Qué es lo que recuerda de su trato con él? Al entrevistado le parece absurdo aclarar que están conmemorando cien años de su muerte, y se pone a contar que, cuando se vieron en París, visitaron juntos la gran Exposición Universal, donde Wilde se interesó muchísimo por el pabellón de México. La entrevista salió tal cual. Ni el reportero ni su editor se dieron cuenta del pitorreo.”

Curiosamente esta situación no se presentaba hace algunos años quizá se debía a que la gente que trabajaba en los medios aun sin tener una carrera en comunicación o periodismo a nivel superior como hoy se conoce, era sumamente exigente y cuidadosa con los productos que ofrecía.

Pero qué fue lo que pasó, en qué momento se descuidó la calidad de los productos periodísticos y sobre todo porqué se dio esta situación si los estudios de comunicación se habían institucionalizado y habían surgido muchas escuelas que ofrecían esta carrera a nivel superior.

En una entrevista Martín-Barbero (2005) nos da algunas pistas del porqué se fue dando esta situación y comenta que en los años setenta en que él ingresó al campo de la comunicación existían dos visiones impulsadas por las personas que venían de estudiar en Estados Unidos y Europa, la primera funcional-desarrollista y la segunda crítica semio-marxista, esta última se interesó por la investigación pero desafortunadamente su enfoque fue bastante doctrinario y se dedicó a analizar la ideología dominante, dejando de lado otras líneas de investigación que podrían generar un mayor conocimiento.

También menciona que en las Universidades no hay una cultura de la investigación ni a nivel de mentalidad ni de capacidad, la primera debido a que el enfoque que se tiene en las escuelas es más de ofrecer saberes técnicos que propiciar la reflexión de los estudiantes y la segunda debido a que hacen falta fondos para contar con una infraestructura y tiempo para investigar; a lo anterior se unen otras dificultades como encontrar la forma de cómo amalgamar la investigación con la docencia de modo que la investigación aporte a la docencia y que esta retroalimente a la investigación con problemas a indagar.

Martín-Barbero (2005) y Zaid,(2006) coinciden al mencionar que debido a los problemas planteados y otros más, hoy en día la licenciatura se ha devaluado y que no laboralmente no significa mucho, por lo que se ha tenido que buscar en las maestrías un ámbito de actualización y reciclaje profesional, que tanto en estas como en los doctorados se busca la maduración del campo académico, pero desafortunadamente en muchos casos la calidad en los programas no es la mejor y que el nivel permisivo que se ha dado en la educación y en el mundo editorial ha hecho mucho daño ya que se permite que gente sin una adecuada preparación se hayan graduado, ejerza, publique y de clases. Zaid considera que nunca es tarde para volver a respetar a los lectores y subir el nivel de la vida pública y sugiere que como primer paso se puede empezar teniendo un departamento de verificación de afirmaciones, para no publicar tantas cosas infundadas, vacuas o francamente cómicas.

Por otra parte si hablamos del derrotero que ha ido tomando el periodismo cultural a través de los años podemos decir que ha tenido un cambio muy significativo yVolpi (2011) lo menciona en su conferencia sobre este tema donde nos dice que la terrible crisis del periodismo cultural en los medios en general se agravó cuando éstos confundieron la farándula con la cultura y que es a partir de las crisis económicas, que los espacios culturales sufrieron una erosión por la falta de interés de los medios por el desgaste ideológico de esas mismas figura.

Él mismo aconseja que se deben crear audiencias críticas y que de no hacerlo será catastrófico, porque la televisión cultural será más marginal y desaparecerá como los suplementos culturales.

Haciendo confluir los puntos de la cuestión académica y la crisis de los medios tenemos la proliferación de la prensa amarilla, de la cual Macassi (2002) menciona, cómo tergiversa la información, cómo inventa noticias, cómo resalta el morbo e incita a la violencia y banaliza la vida social, y sin embargo, ha tenido una gran aceptación por el público ya que los personajes descritos ahí no son gente de la política o de la realeza, son iguales a él y no importa si es un albañil, una ama de casa un vendedor ambulante o un transeúnte cualquiera se ve reflejado en ella, algunos de los elementos que propician su aceptación son: preferir el entretenimiento extremo sin importar la veracidad y no considerar los aspectos éticos o morales si la nota proporciona una horizontalidad social es decir espacios, rostros y lenguajes similares a los suyos

Otro elemento muy importante a considerar es que en la actualidad el uso de nuevas tecnologías ha revolucionado el mundo en general y obviamente el de la comunicación se ha visto influido por ellas y estas han hecho que la conducta, los gustos y preferencias de la audiencia se vayan modificando.Cada día menos personas (sobre todo jóvenes) están interesadas en leer los formatos impresos de los diarios e inclusive la televisión que hasta hace poco ocupaba mucho del tiempo libre de la gente ahora se ha ido viendo desplazada por el Internet.

Este medio a diferencia de los tradicionales permite al usuario elegir la información de su preferencia y le ofrece una interacción con la cual deja el estado pasivo que tenía anteriormente, además le brinda la información de una forma concreta y sintetizada ya no necesita pasar demasiado tiempo leyendo un libro o un artículo de revista o periódico, además de ofrecerle el atractivo de los videos y el sonido.

Estos son algunos de los factores que el periodismo cultural debe enfrentar, por lo que necesitareplantearse cómo hacer atractivo su formato y no solo copiar los que presentan las páginas Web ya que simulan pantallas de la computadora pasmadas y no es atractivo para la audiencia.

Ya he comentado que la audiencia se ve atraída por la prensa amarilla porque encuentra en ella una identificación, en el caso de las nuevas tecnologías también encuentra algo que le da sentido de identidad y de pertenencia tal es el caso de las redes sociales, Facebook, Twitter o MySpace, con los cuales puede estar en contacto con una gran cantidad de personas con gustos e intereses similares o al mismo tiempo pasar desapercibido y jugar a ser quien le gustaría sin necesidad de poner en riesgo su identidad y su seguridad, ahí puede ser una persona completamente opuesta a su verdadera forma de ser. (Martín-Barbero, 2005).

Otro punto donde ha habido cambios importantes ha sido en la educación así como en la consulta y lectura de los libros, la sociedad hasta hoy considera la escuela como un bastión de la cultura y el lugar donde obtener conocimientos, sin embargo, con los desarrollos que ha habido últimamente, estos se han visto desconcertados y muchos maestros sienten la amenaza y la angustia de cómo enfrentar los nuevos retos y de no estar en condiciones de afrontar su papel de una forma digna, por lo que quienes están en posibilidades de hacerlo piensan en el retiro como opción para no enfrentar esta difícil situación. ((Martín-Barbero, 2003).

Las bibliotecas son otra de las instituciones que han visto afectada su rutina y han tenido que ir adecuando sus servicios y los formatos en que tradicionalmente preservaban la información. El libro impreso prácticamente desde la invención de la imprenta no había sufrido modificaciones pero con la aparición de los CD-ROM, los DVD’s y los libros electrónicos, se ha visto seriamente amenazado y han existido muchas predicciones sobre cuánto tiempo seguirá viviendo como formato de almacenamiento de la información.

Los usuarios de estas instituciones también han modificado sus hábitos y su forma de trabajo, ahora ya no se conforman con tener el libro impreso, ahora buscan el tenerlo en sus dispositivos móviles o la posibilidad de consultarlo desde sus casas en el horario que mejor les convenga, también ahora se ha diluido el sentido de pertenencia ya que no les interesa si el material es propiedad de la biblioteca a la que asisten o lo están consultando de una base de datos al otro lado del mundo, lo importante para ellos es contar con el recurso en texto completo en el menor tiempo posible.

Ante toda esta situación los profesionales de la comunicación deben estar atentos a los cambios que están surgiendo en todos estos campos que se han descrito, pero sin perder de vista las bases éticas y morales por un lado y por el otro los buenos saberes que han hecho del periodismo algo relevante para la sociedad.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Martín-Barbero, Jesús. (2005). Entrevista. Revista Latinoamericana de Ciencias de la Comunicación. II (3), 84-96.
  • (2003) Saberes hoy: diseminaciones, competencias y transversalidades. Revista Iberoamericana de Educación. (323), 17-34. Recuperado de http://redalyc.uaemex.mx

1 Si tomamos en cuenta que la figura presidencial es la representación de un país y que quien la asuma debe estar muy bien preparado o contar con los asesores necesarios que le ayuden a enfrentar los compromisos que a su cargo correspondan, el hecho de cometer los errores mencionados se convierten en una situación sumamente embarazosa para todos sus conciudadanos

José Luis Vázquez Luna
Es estudiante del Doctorado en Comunicación Aplicada de la Universidad Anáhuac

Agregar comentario