6954_portada_ppl_111
6951_maestros

Deserciones

Lo ético, lo estético y lo patético del Sistema Educativo Nacional

Alfredo Villegas Ortega


¿Por qué soy maestro?

¿Por qué soy maestro?

Por suerte, por tradición. Yo quería ser veterinario, pero mi mamá me convenció de estudiar la Normal. Soy maestro por tradición, porque en mi familia hay muchos maestros por varias generaciones, muchos muy destacados. Lo soy por suerte, porque al descubrir las enormes posibilidades de servir a los niños y adolescentes, y más adelante a los futuros maestros, significó encontrar tantos sentidos que sería imposible describir en unas cuantas líneas.

Ser maestro, es casi todo para mí. Después de mis amores naturales por la vida y mi familia, el magisterio me ha dado la oportunidad de servir y entender que el maestro es por lo que aprende de sus alumnos no por lo que enseña.

Gracias a la vida, gracias a mis maestros, a mis escuelas normales, a mis padres y mis hermanos maestros, pero, sobre todo, gracias a mis alumnos que me han dado y me dan la posibilidad de entenderme mejor y de comprender que en la vida nunca se acaba de aprender.

Periódico Mural

LA CLASE

Usos múltiples

Orientación educativa

Deserciones

Re-creo

    Poesía coral
    Tlaloc
    NUEVO
    Melody A. Guillén

Tarea

Sala de Maestros