Portada_ppl_76e
4707_carretera_cdmx

LA CLASE

Tema del mes

Brigida Bolado García
Efrén Castillo Treviño


Movilidad y contaminación del aire

Resumen

La movilidad, sobre todo en las grandes ciudades, ha brindado a los ciudadanos, una serie de dificultades, deficiencias y peligros de distinta índole, más la mayor problemática se ha reflejado en el uso de los vehículos automotores y la consecuencia de utilizarlos de forma excesiva.

La consecuencia más crítica es la contaminación del aire, el efecto invernadero y el cambio climático; estos factores han contribuido en contra de la misma población que se ha visto afectada en su calidad de vida, en su salud (física y mental) y en la degradación de todo lo que le rodea como consecuencia de ello mismo.

La gente, en especial los enfermos, los menores y los ancianos, se han visto mayormente afectados, sin embargo, el medio ambiente ha sido víctima de esta “evolución” que se ha deteriorado (o será mejor decir, que la “hemos”).

La conciencia sobre el daño al medio ambiente sigue siendo irreflexiva en todos los ámbitos que tienen que ver con ella; y, respecto a la contaminación a consecuencia de la movilidad automotriz, sigue siendo prácticamente nula, las políticas públicas, nacionales o supranacionales, han quedado cortas, han sido ineficientes, por lo que se busca generar nuevos métodos para evitarla.

Palabras Clave

Cambio climático, Movilidad, Contaminación, Sustentabilidad, Políticas públicas medioambientales, Efecto invernadero, Emisiones contaminantes

Introducción

El presente estudio investigativo ha girado en torno a la movilidad excesiva por el crecimiento que ha vivido la población de las grandes ciudades, esto ha brindado consecuencias catastróficas en donde, gracias a ello, se ha reflejado una contaminación del aire que ha llevado a señalar contingencias ambientales.

Al respecto, las políticas públicas han sido insuficientes, no se les ha dado el lugar necesario a las energías limpias, energías que busquen, al menos, reducir la emisión de gases que puedan causar contaminación o efecto invernadero en los coches, quienes son el medio de transporte que mayormente contamina, sin embargo, ha faltado una regulación que la favorezca, tal y como se señala a continuación

“…el uso de estas formas de energía, por ejemplo, presentes en la forma de transportación humana apenas se cuestionan en las reuniones internacionales o en los informes científicos mundiales sobre cambio climático.”1

Por ello, consideramos que somos dos veces culpables, primero, por generar tanto daño ambiental en lo que se refiere a movilidad; y, segundo, por no cuestionar ni en lo micro ni en lo macro, ni en los foros pequeños o en las aulas (quienes son pocos los verdaderamente comprometidos en estas cuestiones sobre medio ambiente y quienes realmente pueden ser referentes en la materia) ni en los foros internacionales; somos doblemente culpables porque conocemos nuestra culpa pero seguimos sin generar consecuencias que se reflejen en un mejor futuro medioambiental que pueda detener el cambio climático eficientemente sin hacer políticas públicas que sirven de “parches” o que son ineficientes.

En la Ciudad de México, por ejemplo, nadie puede llegar a cuestionar que la restricción vehicular tiene sus efectos positivos casi inmediatos, dejan de circular una quinta parte del parque vehicular (o más), inmediatamente el ruido contaminante, los siniestros, el tráfico y la contaminación, bajan; sin embargo, es insuficiente y favorece a un sector poblacional (quienes tienen la oportunidad de detentar dos coches, por ejemplo), además de que, al día siguiente, vuelve el mismo caos a la ciudad y los niveles de contaminación aumentan nuevamente; como ya lo dije, son políticas “parche” que no trascienden. Precisamente eso es lo que debemos de pensar cuando hablemos del medio ambiente, de trascender, porque si no trascienden las políticas públicas –nacionales o supranacionales- quienes dejará de trascender es la vida tal y como la conocemos ahora.

Movilidad urbana

En la actualidad, sobre todo en las grandes urbes, la movilidad ha dado mucho de qué hablar debido a los grandes asentamientos que han logrado crear megalópolis en las que se requiere llegar a distintos puntos de la ciudad y, en ocasiones, ese medio de transporte es alguno que contamina, tanto por falta de conciencia como por cuestiones de necesidad (que no haya otro medio de acceso más que en coche o que no exista medios públicos para hacerlo) haciendo que cada vez se dificulte y sea más lenta dicha movilidad tal como lo podemos constatar a continuación, señalando que:

“Los problemas generados por la movilidad no son sólo la congestión o la mala comunicación, como pareciera deducirse del tratamiento prioritario que dan a estos asuntos los medios de comunicación. Hay un gran número de impactos ambientales y sociales que produce el transporte motorizado, que tienen una fuerte y negativa repercusión en la calidad de vida de las personas. Todos juntos suponen de forma conjunta una significativa pérdida de habitabilidad de las ciudades.”2

Es importante señalar que, la movilidad nos está afectando en todas estas especificaciones que marca el texto debido a que ésta no se da por medio de reflexión y se siguen estableciendo medidas inadecuadas que provocan impactos negativos en diversos rubros de la vida citadina:

“Las consecuencias del modelo de transporte nos afectan por vías distintas. Por un lado, están los problemas relacionados con la congestión, que se materializan en una pérdida de tiempo a la hora de desplazarse. Por otro, tenemos las afecciones directas a la salud por la contaminación acústica y del aire, así como por la siniestralidad. Por último, no hay que olvidar las afecciones indirectas a la salud por las repercusiones psicológicas debidas a la ocupación y fragmentación del territorio, que limitan o imposibilitan la utilización de las calles cómo algo más que canales de transporte.”3

Mas la problemática mayor la tienen las personas más vulnerables (en cuestión de salud) ya que los adultos mayores y los niños son los que se ven más afectados con este tipo de movilidad, y quienes tienes las repercusiones más graves gracias a esa contaminación del aire la cual:

“…sobre todo por los medios que emiten gases de escape en el interior de las ciudades y depende de la energía de tracción consumida. El automóvil es el medio que más energía de tracción consume: cuatro veces más que el autobús para el mismo número de viajeros. Se sitúa, así como principal foco emisor y principal responsable de la contaminación del aire en las ciudades. La mayor parte de la contaminación del aire de nuestras ciudades es originada por el tráfico.”4

Por ello, estos vehículos de movilización se encuentran en la parte medular de nuestra investigación ya que, como veremos recurrentemente en el presente estudio, son quienes mayor contaminación brindan a una gran ciudad (aunque no sólo en las grandes ciudades existen grandes emisiones contaminantes ya que, en el campo, las reses hacen las veces de los automóviles contaminando por medio de los gases que emanan de ellas —metano y óxido nitroso— los cuales contribuyen en el calentamiento global5 ello hace que el problema de contaminación no sea exclusivo de las metrópolis, sino global por lo que la preocupación y la reflexión se debe dar en este contexto, más adelante se tocará más a fondo el tema de los contaminantes).

A fin de confirmar lo dicho respecto a los vehículos automotores, agregamos que:

“La contaminación del aire es producida sobre todo por los medios que emiten gases de escape en el interior de las ciudades y depende de la energía de tracción consumida. El automóvil es el medio que más energía de tracción consume: cuatro veces más que el autobús para el mismo número de viajeros. Se sitúa, así como principal foco emisor y principal responsable de la contaminación del aire en las ciudades. La mayor parte de la contaminación del aire de nuestras ciudades es originada por el tráfico.”6

Así mismo, no podemos dejar fuera otra forma de contaminación, la acústica, misma que dichos vehículos detentan el 80% del ruido en la ciudad, además del peligro que conlleva manejar ya que ello genera más accidentes, incluso, que las motocicletas.7

Congestión, ruido, contaminación del aire, siniestralidad y elevados costes del transporte, son, al menos, el reflejo de la movilidad que tenemos en la actualidad, mayormente por el uso del vehículo8 por lo que se deben llevar a cabo cambios de paradigmas hacia una evolución más reflexiva en materia de medio ambiente y, en este caso específico, de una movilidad que se desarrolle de forma sustentable.

Movilidad sostenible

La movilidad sostenible debe ser un punto de acuerdo en las políticas públicas de cada país, además de prevalecer en las agendas de los debates internacionales y de los tratados multinacionales que no deben dejar de darle observancia ya que:

“La sociedad demanda mejores sistemas de movilidad, y los esquemas actuales se han centrado en gran medida en el vehículo privado planteando desafíos crecientes y significativos para el medio ambiente, la salud humana y la sostenibilidad, particularmente en las ciudades. En una sociedad moderna es fundamental satisfacer esta demanda con un sistema eficiente y flexible de transporte que proporcione patrones de movilidad inteligentes y ecológicos, que no dañen la salud.”9

En lo anteriormente expuesto observamos otro punto clave del cual se debe de dar mayor atención, la materia de salud pública, una razón más para poder generar más políticas púbicas que se encaminen a lo que proponemos. Al respecto, dando observancia precisa a nuestro país, observamos que:

“Ante las cifras que muestran que la contaminación ambiental en México representa el mayor costo por degradación ambiental cuantificándose en 532 mil 679 millones de pesos; que es la principal causa de mortandad prematura y que es la tercera causa de muerte en niños y niñas, urge establecer medidas que garanticen el derecho a la salud y un medio ambiente sano…”10

En referencia de las cifras económicas antes expuestas, los problemas ambientales no sólo se tratan de políticas públicas que sólo afecten al sector salud, sino también, al económico; si bien éste se da en relación a aquél, no deja de ser una afectación grave en materia económica lo cual puede emplearse en otras necesidades prioritarias dentro de la política de nuestro país.

Ahora bien, ¿por qué la relación de los vehículos es tan negativa en cuanto a sus emisiones contaminantes frente a industrias, puertos, etc.?, simplemente por un tema de proximidad ya que en las ciudad, sus habitantes se encuentran más cerca de las fuentes de polución y no logra una dilución suficiente para que no sea tan afectiva y produzca esos daños que causa una contaminación del aire.11

Contaminación del aire

Como lo hemos observado, la principal causa de contaminación del aire que respiramos y que tanto daño causa (más en menores y adultos mayores) emana del vehículo, mas, ahora, nos enfocaremos en las emisiones contaminantes y cómo nos afectan

Emisión de contaminantes (en el sector autotransporte primordialmente)

Si bien, la problemática que establecemos en el presente capítulo se establece a nivel global, nos enfocaremos en este momento a lo relativo a lo que sucede en nuestro país, señalando que:

“Rafael Pacchiano Alamán, subsecretario de Gestión para la Protección Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, reconoció que la calidad del aire en el país sigue siendo un reto. Afirmó que México tiene dos principales emisores de contaminantes de gases de efecto invernadero y el primero, a partir del 2010, es el sector de autotransporte que utiliza combustibles de baja calidad y que provoca que haya altas emisiones.”12

Volvemos a dar observancia al tema de la movilidad, sin embargo, ahora lo que nos ocupa es la emisión contaminante que tenemos gracias a ella debiendo tener en cuenta que, a pesar de que:

“En la mayoría de los casos se piensa que las emisiones automotrices sólo provienen de los gases que salen por el tubo de escape, pero estos corresponden solo al 60% de la contaminación emitida por el vehículo, el porcentaje restante corresponde en un 20% a las emisiones evaporativas de los depósitos de gasolina, como el tanque de combustible y la cuba del carburador y en otro 20% a los residuos de la combustión que escapan de la cámara hacia el interior del motor y a los vapores del cárter.”13

Al dar cuenta de lo anterior, rompemos paradigmas ideológicos que podemos sostener (no sería el primero que debe romperse en este ámbito en donde la desinformación parece prevalecer), consideramos pertinente –respecto a esa ruptura ideológica de desinformación que podemos detentar- establecer los contaminantes que emanan de los vehículos los cuales son el Monóxido de Carbón (CO), Hidrocarburos (HC), Óxidos de Nitrógeno (NOX) y emisiones de vapor.14 15

Por lo anterior, concluimos que:

“El transporte automotor es una de las principales fuentes emisoras de gases contaminantes provenientes de la combustión de los motores, que provoca un doble efecto dañino, pues mientras algunos de los componentes gaseosos afectan la salud humana (CO, NOx y HC), otros conllevan al incremento de los gases de efecto invernadero (CO2, CH4 y N2O), incidentes en el cambio climático que afecta a la Tierra.”16

Con lo que podemos entrar al tema del efecto invernadero que hace mención la referencia citada previamente, misma que será explicada a continuación.

Efecto invernadero

Hay que considerar que esta consecuencia climática se lleva a cabo gracias a las fuentes contaminantes, por ser los vehículos la principal referencia de polución —además de referente de la presente investigación— se tiene que conocer que:

“Los gases de efecto invernadero existen de forma natural en la atmósfera para regular la temperatura de la tierra, pero el aumento de los mismos provoca nocivas consecuencias. De todos los gases que provocan el efecto invernadero y hacen que aumente la temperatura de nuestro planeta cada vez más debido, el CO2 es el que más contribuye al cambio climático. Este nocivo gas supone un 80% de las emisiones totales y su principal fuente de emisión es la quema de combustibles fósiles como el petróleo, gas y carbón. Además hay que saber que los gases invernadero son de “larga permanencia”, lo que quiere decir que permanecen activos en la atmósfera por mucho tiempo.”17

Por lo que hace mención la cita, los gases que producen el efecto invernadero no son contaminantes per se, sin embargo, la forma en que predominan es lo que provoca su condición nociva, esto debe dotar de importancia tan amplia como la salud, ya que, ahora, hablamos de la salud del planeta y las condiciones adversas que tenemos como consecuencia del cambio climático gracias a ello.

Efectos de la contaminación del aire

Ya observamos lo que significa contar con una contaminación del aire y de la atmósfera, ahora observaremos los efectos que hemos encontrado en el presente estudio.

Como lo establecimos anteriormente, los adultos mayores y los niños son los más afectados, siendo estos últimos los que se han afectado de mayor manera:

“…encontrándose que las mayores exposiciones a la contaminación se presentan entre 300 a 500 metros de las avenidas principales, evidencia de que esto tiene especial efecto en la exacerbación del asma en niños.”18

Esto sólo como un ejemplo de los efectos que puede tener la polución teniendo una relación directa, observable y cuantificable al respecto.

Medidas para evitar la contaminación del aire

Hemos observado las graves consecuencias de una movilidad mal estructurada y su consecuente polución del oxígeno que respiramos lo cual ha contribuido a que, en la Ciudad de México y la zona metropolitana haya tenido una contingencia ambiental considerable, que llevó a tomar medidas drásticas como una restricción vehicular por lo que:

“Tras la contingencia ambiental, el presidente Enrique Peña Nieto, instruyó a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) trabajar en una nueva norma de verificación vehicular, que haga más estricto el control de emisiones contaminantes de los vehículos.
“Aunque esta medida necesaria, será insuficiente para atender la problemática de contaminación del aire si se sigue priorizando el uso del automóvil sin trabajar en un sistema de transporte público más eficiente y mejor coordinado.”19

Lo dicho, ha tenido posiciones a favor y en contra, por lo que se señalarán ambas tesis en el capítulo subsecuente.

Restricción vehicular

Esta medida ha sido puesta en marcha en nuestro país, sin embargo, México no ha sido el único que ha contado con esta política pública que parece no ser muy popular, sin embargo, tiene personas adeptas como detractores, tal y como lo señalamos a continuación.

Respecto a quienes detractan sobre la idea de la restricción vehicular observamos que:

“El investigador de Libertad y Desarrollo, Rodrigo Troncoso, expresó que los vehículos livianos bencineros (catalíticos y no catalíticos) "son poco relevantes en la emisión de material particulado fino. Si el efecto que se busca es reducir el MP2,5, entonces la restricción vehicular es una mala idea.
“Si estamos en esa línea de restringir los autos más contaminantes tendría más sentido no solamente los autos que terminan en 2 y 3, por ejemplo, sino orientarse a restringir a los vehículos más contaminantes”, indicó.”20

Una postura entendible y sustentada, sin embargo, su postura encontró una más de forma contraria, en la que:

“el académico del Departamento de Física de la Universidad de Santiago de Chile, Ernesto Gramsch, opinó que es “una buena medida”, ya que, según uno de sus estudios, una disminución de la cantidad total de vehículos tiene un efecto real en la reducción de la contaminación del aire.
“Según el experto, si bien los autos bencineros livianos no provocan individualmente una gran cantidad de material particulado, existen 1.877.667 vehículos motorizados sólo en la Región Metrpolitana (caso de Santiago de Chile). “Eso multiplicado por una contaminación chiquitita, da una contaminación grande”, expresó Gramsch.”21

Como se puede dar cuenta, existen posturas de acuerdo a esta medida restrictiva, lo que consideramos es que, aún si prevaleciera como una medida favorecedora para el medio ambiente, esta queda corta, por lo que se deben de generar ideas partiendo de la necesidad de dotar una importancia suficiente (y eficiente) para generar reflexión a toda la población, sobre todo, de las grandes urbes, en primer lugar, pero llevar el tema a los foros internacionales buscando la efectividad de las decisiones en favor del medio ambiente que tanto se requiere para combatir la contaminación y el cambio climático que está causando el apocalipsis no sólo de nuestra generación, sino de la propia vida.

Conclusión

Podemos concluir que, tanto en México, como en todo el planeta, urgen medidas medioambientales que promuevan la movilidad sostenida que pueda crear ciudades inteligentes y libres de contaminantes (si bien esto es utópico, se tienen que generar conocimientos que, al menos, nos encaminen a ello, que pueda lograrse de a poco).

Respecto a lo anteriormente dicho, cabe señalar una cita de José Saramago que la refiere el autor Rafael Tonatiuh Ramírez, en la que establece que:

“El hombre es condenadamente ingenuo, absurdamente ingenuo. No hay ninguna razón, ni actual ni histórica, para que seamos optimistas. Además, los únicos que pueden tener interés en cambiar el mundo son los pesimistas, los que ven que las cosas no van bien. Así que es indispensable que conservemos el sentido común.”22

Eso mismo es lo que necesitamos, sentido común, ser congruentes con las necesidades, no sólo del planeta, ni siquiera de las generaciones venideras, tenemos que ser congruentes con nosotros mismos, con nuestra salud, con nuestra calidad de vida, y sí, tal vez necesitemos ser pesimistas, tal vez con más pesimismo podemos reaccionar ante esta oleada que vivimos respecto al cambio climático, porque las políticas públicas sirven para tomarse la foto, para quedar cortos, para cumplir con algo micro sin pensar en lo macro o, simplemente, para cumplir a medias con el medio ambiente, se requiere de agresividad ante políticas públicas medioambientales, y no me refiero a tomar acciones violentas, sino a ser arriesgados o tal vez exagerados, para poder regular algo que definitivamente se ha salido de las manos de la propia humanidad.

Bibliografía:

Obras Consultadas

  • Ramírez Beltrán, Rafael Tonatiuh, La mar y el ancla, Primera edición, Editorial La Zonámbula, México, 2015.

Artículos de Internet

http://www.ecologistasenaccion.org/article9845.html

http://www.ecologistasenaccion.org/article9845.html

http://fundrogertorne.org/salud-infancia-medio-ambiente/2012/11/15/calidad-del-aire-salud-y-movilidad-sostenible/

http://naciontransporte.com/13956/movilidad-sustentable-como-respuesta-a-la-contaminacion-del-aire/

http://comprarmascarantipolucion.com/movilidad-contaminacion-ciudades/

http://naciontransporte.com/13956/movilidad-sustentable-como-respuesta-a-la-contaminacion-del-aire/

http://www.banrepcultural.org/node/92123

http://noticias.autocosmos.cl/2011/01/03/cuales-son-los-gases-mas-contaminantes-que-emiten-los-automoviles

http://noticias.autocosmos.cl/2011/01/03/cuales-son-los-gases-mas-contaminantes-que-emiten-los-automoviles

http://www.cubasolar.cu/biblioteca/Ecosolar/Ecosolar23/HTML/articulo02.htm

https://www.respiro.es/blog/2013/01/25/que-efectos-tienen-las-emisiones-de-los-vehiculos/1183/

http://naciontransporte.com/13956/movilidad-sustentable-como-respuesta-a-la-contaminacion-del-aire/

http://www.forbes.com.mx/cuanto-le-costara-mexico-la-contaminacion-del-aire/#gs.FRsaz_Y

http://www.emol.com/noticias/Nacional/2016/06/21/808908/Son-efectivas-las-restricciones-vehiculares-por-contaminacion-y-por-congestion-Expertos-debaten.html

noviembre 2016

1 Ramírez Beltrán, Rafael Tonatiuh, La mar y el ancla, Primera edición, Editorial La Zonámbula, México, 2015, pág. 65

2 http://www.ecologistasenaccion.org/article9845.html

3 Ibídem

4 Ibídem

5 Ramírez Beltrán, Rafael Tonatiuh, La mar y el ancla, Primera edición, Editorial La Zonámbula, México, 2015, pág. 59-60

6 http://www.ecologistasenaccion.org/article9845.html

7 Cfr. Ibídem

8 Cfr. Ibídem

9 http://fundrogertorne.org/salud-infancia-medio-ambiente/2012/11/15/calidad-del-aire-salud-y-movilidad-sostenible/

10 “http://naciontransporte.com/13956/movilidad-sustentable-como-respuesta-a-la-contaminacion-del-aire/”:http://naciontransporte.com/13956/movilidad-sustentable-como-respuesta-a-la-contaminacion-del-aire/

11 http://comprarmascarantipolucion.com/movilidad-contaminacion-ciudades/ (Si bien, esta fuente no generó conocimientos, la retórica que emplea sirve de referencia para el tema que nos ocupa).

12 http://naciontransporte.com/13956/movilidad-sustentable-como-respuesta-a-la-contaminacion-del-aire/

13 http://www.banrepcultural.org/node/92123

14 De los tres principales contaminantes, el monóxido de carbono es el más peligroso porque no se puede ver u oler http://noticias.autocosmos.cl/2011/01/03/cuales-son-los-gases-mas-contaminantes-que-emiten-los-automoviles

15 http://noticias.autocosmos.cl/2011/01/03/cuales-son-los-gases-mas-contaminantes-que-emiten-los-automoviles

16 http://www.cubasolar.cu/biblioteca/Ecosolar/Ecosolar23/HTML/articulo02.htm

17 https://www.respiro.es/blog/2013/01/25/que-efectos-tienen-las-emisiones-de-los-vehiculos/1183/

18 “http://naciontransporte.com/13956/movilidad-sustentable-como-respuesta-a-la-contaminacion-del-aire/”:http://naciontransporte.com/13956/movilidad-sustentable-como-respuesta-a-la-contaminacion-del-aire/

19 “http://www.forbes.com.mx/cuanto-le-costara-mexico-la-contaminacion-del-aire/#gs.FRsaz_Y”:http://www.forbes.com.mx/cuanto-le-costara-mexico-la-contaminacion-del-aire/#gs.FRsaz_Y

20 http://www.emol.com/noticias/Nacional/2016/06/21/808908/Son-efectivas-las-restricciones-vehiculares-por-contaminacion-y-por-congestion-Expertos-debaten.html

21 Ibídem

22 Ibídem. Pág. 269

Periódico Mural

LA CLASE

Usos múltiples

Orientación educativa

Deserciones

Tarea

Sala de Maestros

    Maestros en la historia
    Jesús Caballero y Díaz